La Biblia desde el siglo XXI

¿Es factible probar la existencia de Dios? (3)

10.06.2024 00:00
<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

En el anterior post dejé pendiente evaluar la posibilidad de demostrar la existencia de Dios a partir de pruebas bajo el contexto del conocimiento sintético, y es a lo que me dedicaré hoy.

Cuando las pruebas no llevan a Dios (2)

En el ámbito del conocimiento analítico quedó claro en el post anterior que "ningún argumento analógico puede establecer una prueba"  (en el sentido de demostración):  Imposibilidad tanto de probar la existencia de Dios, como la de demostrar cualquier verdad externa al intelecto humano.

Pero, ¿qué posibilidades tenemos en el ámbito del conocimiento sintético? ¿Se podrán encontrar en la naturaleza evidencias probatorias que, solas o sustentando argumentos, prueben la existencia de Dios?

 

El ámbito de las evidencias probatorias

Si en el ámbito del conocimiento analítico es imposible demostrar verdades externas al intelecto humano, en el ámbito del conocimiento sintético no solo es posible, sino que es lo consustancial a este tipo de conocimiento: o bien la evidencia probatoria "muestra” directamente la verdad a tus sentidos, o bien podrás argumentar en base a ellas y probar verdades inaccesibles directamente a los sentidos. Este tipo de conocimiento parte de lo que aprendemos observando o “preguntando” (mediante ensayos) a la naturaleza. Y sobre esa base, y mediante la reflexión y la síntesis, va construyendo todo el armazón del conocimiento que compartimos los seres humanos y que nos permiten “dominar” a la naturaleza: Tanto el conocimiento formal, académico o científico; como el informal aprendido por la propia experiencia o comunicado por familiares y convecinos. Aprendemos de la naturaleza y en ella aplicamos lo aprendido, para dominarla y tratar de configurarla a nuestra conveniencia.

Con el paso del tiempo, el cúmulo de conocimiento cada vez engrosa mas y abarca mayores ámbitos, tanto físicos como temporales. Los mejores ejemplos los tenemos en la astronomía, cosmología, biología y física cuántica. Hace no muchas décadas el conocimiento humano se circunscribía a poco más del planeta Tierra y algo del sistema solar, a las funciones básicas de los organismos biológicos y a las interrelaciones físicas macroscópicas. En cambio, hoy día ya se presume de conocer bastante de las profundidades del Universo, de su origen y desarrollo; de los “mecanismos” biológicos que nutren, desarrollan y reproducen los organismos biológicos; y de las intrincadas estructuras de las materias hasta los niveles cuánticos.

Así, pues, partiendo de la propia naturaleza, podemos conocer mucho. Mucho. Cada vez, más allá en el espacio, y cada vez más atrás en el tiempo. ¿Hasta dónde?

Bueno, quizás esto aún no se sabe con certeza, pero siendo optimista, yo diría que probablemente la humanidad llegará a conocer, y mucho, hasta los confines del Universo, y hasta el origen del mismo, supuesto que hubo un origen.

Pero por más optimista que se sea, ¿alguien cree que llegaremos a conocer más allá del Universo físico, partiendo sólo de información obtenida en el Universo físico? ¿Y que conoceremos algo de lo que “pudiese haber” antes del origen de este Universo?

Yo al menos no llego a concebir esa posibilidad. De lo que observamos y aprendemos de este nuestro Universo sólo podremos sacar conclusiones aplicables a este mismo Universo. No más allá.

 

El ámbito de Dios

Y entonces, ¿qué hay de Dios? ¿Dónde está Dios? ¿De existir, acaso está en el Universo, del que podemos aprender y sacar conclusiones?

De existir “un dios” dentro del Universo, quizás cabría la posibilidad de probar su existencia. Pero ese ya no sería el Dios al que nos referimos como el Dios creador. En todo caso, no sería más que un “producto” dentro del mismo Universo. Un “super” “ser”, quizás muy poderoso e inteligente capaz de generar sistemas planetarios y galaxias al igual que los humanos ya construimos satélites y estaciones espaciales; aunque a escala muchísimo mayor. Algo así como una especie de demiurgo al estilo gnostico.

Cuando yo me refiero a Dios, al igual que la mayoría de personas en nuestro contexto judeo-cristiano-islámico, me refiero al “concepto” de Dios que en el post anterior mantuve que no permite una demostración de la existencia real de su existencia: Un ser inmaterial, eterno y capaz de diseñar, ordenar la ejecución de ese diseño y supervisar la realización de lo ejecutado.

Aunque no se pueda demostrar la existencia real de Dios partiendo sólo del concepto mental, esto no impide que ciertamente exista un ser que se corresponda en cierta forma con esa idea: Una cosa es la existencia de Dios, y otra que se pueda probar su existencia.

Si vimos en el post anterior que no es posible esa demostración en el ámbito del conocimiento analítico (partiendo de conceptos), vemos ahora que tampoco es posible en el ámbito del conocimiento sintético (partiendo de evidencias probatorias): Si las evidencias probatorias sólo nos permiten demostrar verdades circunscritas al mundo material y temporal de nuestro Universo, nunca podremos sacar conclusiones respecto a un ser que ni es material ni está condicionado por el espacio ni el tiempo. Porque si mantenemos que el Universo es Su creación, también es autor del espacio, el tiempo y la materia/energía; y, por tanto, está completamente al margen de ellos. Ninguna evidencia probatoria podrá sustentar argumentos válidos que saquen conclusiones aplicables "más allá" del espacio, el tiempo y la realidad material.

 

Y, ahora, conviene una vista hacia atrás para recordar el contexto de todo lo que hemos visto en este y el anterior post:

No, no. El objeto de este post no es Dios o su existencia. Mi intención se centra en el argumento del diseño. Y mi objetico es dejar claro que es un muy valioso argumento a favor de la existencia de Dios. Puesto que descalificarlo porque al ser un argumento analógico no puede establecer pruebas, es sacar conclusiones en base a una falsedad. Es falso que exista la posibilidad de probar la existencia de Dios. En eso me he centrado en estos dos últimos posts.

Y. es que es preciso ser consciente de la imposibilidad de probar la existencia de Dios, pues como dije al inicio del anterior post: “Cuando no se es consciente de esta imposibilidad, el pensar que no hay pruebas de la existencia de Dios induce la conclusión de que, por tanto, Dios no existe. Cuando en realidad hay gran cantidad de indicios, que no pruebas, que sólo son explicables recurriendo a la hipótesis de que "Dios sí existe””.

Así, pues, si alguien te dice que no se puede demostrar la existencia de Dios, puedes responderle que “cierto”. Aunque también podrás aclararle que “tan cierto como que no se puede entender la existencia de este Universo sin contar con la hipótesis de una Inteligencia Suprema diseñadora y supervisora de la creación y evolución del Cosmos”. (Puedes leer esta serie de post).

 

Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido”. (Romanos 1:20-21)

 

(El 08/06/2024 todos los enlaces incluidos en este post estaban activos.)

 

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

8.103.212 Páginas visitadas
2.205.965 Total visitas
≈661.789 Visitantes únicos

 

El 03/12/2022 biblicamente.org recibió notificación de calificación como “sitio web de alto impacto”:

Puede consultar los criterios de selección que utiliza Gitnux para realizar la calificación en el siguiente enlace:

Gitnux: Crieterios de selección.

 

Un versículo para hoy

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode