La Biblia desde el siglo XXI

La bulla de Jerameel

14.05.2023 00:00

Retomo el tema de las bullas y los sellos encontrados de personajes bíblicos. Hoy comentaré sobre una bulla aparecida junto a la primera de las encontradas de Baruc.

En este caso el propietario se llamaba Jerameel, pero desafortunadamente el contenido de la bulla no permite identificar con claridad un propietario entre los personajes bíblicos llamados Jerameel.

En varias ocasiones he traído a bíblicamente.org algunos casos de evidencias de la historicidad bíblica presentadas por algunos medios que he considerado falsos o mal fundamentados, precisamente para clarificar esa falsedad o falta de fundamento. Y cuando me he topado con casos de evidencias dudosas, he preferido no traerlos a bíblicamente.org. En esta ocasión me he topado con una bulla que no es sencillo asociarla con algún personaje bíblico. En una primera estimación dudé en clasificarla como falsa o de dudosa evidencia, por lo que he estado dedicando bastante tiempo para aclararme. Y puesto que tras analizar el tema me inclino por la idea de que ciertamente el sello que estampó la bulla era de un personaje bíblico, definitivamente opto por traérosla en el post de esta semana. (Por otra parte, y siendo sincero, también porque en los análisis que he hecho para aclararme se me ha ido prácticamente todo el tiempo disponible para elaborar el post de esta semana).

 

Sobre la bulla

La bulla que nos ocupa…

…  apareció en el mismo lote entre las que también estaba la primera de las bullas encontradas de Baruc (Berechiah). Al igual que la de Baruc, Nahman Avigad la data sobre los fines del siglo VII antes de Cristo. Ya en el post que dediqué a Baruc expliqué, tanto lo que eran las bullas y su relación con los sellos personales, como las circunstancias del hallazgo de más de 200 bullas en manos de un anticuario palestino. En 1978 el arqueólogo Nahman Avigad publicó un informe sobre esta bulla que nos ocupa y la de Baruc. El informe está disponible en jstor.org, y podéis leerlo gratuitamente dándoos de alta en el sitio web de jstor.org.

Al menos en 1978, y según Nahman Avigad, la bulla de Baruc se encontraba en el museo de Israel, pero la bulla atribuida a Jerameel probablemente estaba en manos de un coleccionista particular, el Sr. J. Sasson, el cual le autorizó para que publicase su existencia, según consta a pie de la página 53 en el informe de Nahman Avigad (sexta nota).

Respecto a la autenticidad de las bullas encontradas, el profesor Avigad descarta que sean falsas. Presentan huellas del papiro y la cuerda con la que se ató al mismo para autentificar el texto escrito en el papiro, así como dureza propia de haber sido requemada. Por otra parte, el que se pudiesen unir trozos de bullas rotas, encontradas en lotes de diferentes anticuarios también descarta la posibilidad de fraude. Y pensando concretamente en la bulla de Jerameel: ¿qué comerciante pudo interesarse en falsificar una bulla que, como vemos, no es fácil de asociar con ningún personaje bíblico? El valor de las bullas está precisamente en su coherencia con acontecimientos o personajes históricos. De intentar fabricar una bulla falsa para Jerameel, lo más interesante hubiese sido grabarle el texto “Jerameel / hijo de Ezrón”, “Jerameel / hijo de Cis” o “Jerameel / hijo de Hamelec”, puesto que esos nombres sí están en la Biblia. De esa forma podría ser presentada como bulla de personajes bíblico sin necesidad de aportar muchos argumentos para convencer del alto valor de la bulle.

 

Sobre el Jerameel bíblico

Suponiendo que la bulla sea auténtica, queda por aclarar si perteneció a algún personaje bíblico. A ello voy:

 

Descartando posibles propietarios de la bulla

Conforme a la datación que vimos más arriba (siglo VII antes de Cristo), de los tres personajes bíblicos que hemos mencionado podemos descartar a dos:

El "Jerameel hijo de Ezrón" vivió prácticamente en los tiempos patriarcales, puesto que fue hijo de Ezrón, nieto de Fares, bisnieto de Judá y tataranieto de Jacob (Podéis comprobarlo en los  versículos 1 Cronicas 2:1-9,25-27,33, 42. Recordad: Dios cambió el nombre a Jacob, por el de Israel, según Génesis 35:10). Esto es aproximadamente un milenio antes de la datación de la bulla, por tanto, podemos descartar a este Jerameel.

El Jerameel hijo de Cis vivió en los tiempos de Salomón, el cual reinó en el siglo X antes de Cristo (Comprobadlo en 1 Crónicas 24:29,  1 crónicas 23, 1 crónicas 24). Son dos siglos antes de la datación, por lo que también podemos descartar a este otro Jerameel.

Por último, está Jerameel, hijo de Amelec, el cual vivió en los tiempos de rey Joacim (Comparar Jeremías 36:1 con  Jeremías 36:26). Esto es poco antes de la destrucción e incendio de Jerusalén a manos de Nabucodonosor II, lo cual es coherente con la datación y con el hecho de que la bulla estuviese endurecida por el fuego y presentase trazas del papiro y la cuerda con la que se ató al documento que certificaba y que se quemaron.

Así, pues, hemos de pensar que, si el dueño de la bulla era un Jeremeel bíblico, tuvo que ser el hijo de Amelec.  

 

Sobre el distintivo “especial” de la bulla

Cabría esperar que en el sello de Jerameel se hubiese grabado algo así como “Jerameel, hijo de Amelec”. Ya he explicado en otros post el especificar tras el nombre personal el del padre... (o de otro familiar suficientemente conocido, como ya vimos en este post) no era una norma preceptiva, sino una costumbre práctica para hacer referencia inequívoca a una determinada persona. Y dado que no era norma preceptiva, el dueño podría grabar en su sello cualquier distintivo que considerase suficientemente válido para identificarle inequívocamente, o que le resultase más conveniente por cualquier otra cuestión (prestigio, asociación a determinados colectivos, oficio importante,…).

Pero no, en la bulla encontrada no aparece el nombre del padre de Jerameel, sino una referencia genérica al rey: “hijo del rey”. Así consta en la bulla:

Perteneciente a Jerameel (לירחמאל)

hijo del rey (בן המלך)

¿De qué rey sería hijo este Jerameel propietario del sello que estampó la bulla?

 

¿Hijo, o sólo descendiente de rey?

Según Jeremías 36:26 el Jerameel hijo de Amelec recibió el encargo de prender a Jeremías y a Baruc. Esto supone que tenía funciones policiales, y, por tanto, que ya era suficientemente adulto como para ser responsable de una misión de ese tipo. Por otra parte cuando el rey le encargó la detención de Jeremías y de Baruc, Joacim tenía entonces 29 años (Compárese 2 Reyes23:36 con Jeremías 36:1,26). Evidentemente, ningún hijo de Joacim podía tener más de unos 15 años, por lo cual no es pensable que Joacim le encargase un trabajo de ese tipo.

Por otra parte, repasando la descendencia real de Salomón (1 Crónicas 3:10-24) no aparece ningún Jerameel (a no olvidar que en Judá reinó siempre la dinastía de David). Por lo que es difícil pensar que el Jerameel de la bulla fuese realmente un hijo directo de algún rey de Judá (en la descendencia de Salomón que hemos comentado no solo están los hijos que ocuparon el trono, sino también otros).

 

¿Distintivo oficial o “jactancioso”?

Así, pues, y dando por supuesto la autenticidad de la bulla según hemos visto más arriba, ¿por qué Jerameel optó por grabar en su sello al distintivo “hijo del rey”?

Hay dos hipótesis: Bien porque ese distintivo era usado por personas que ostentaban algún cargo oficial (como policía o jefe de policías, de ahí que le encargasen junto a otros la detención de Baruc y Jeremías). O porque ciertamente entroncaba con la dinastía davídica. Esta última es la hipótesis de Nahman Avigad, así como la mía. La descendencia de Salomón que hemos mencionado se centra en los descendientes directos, pero además podían considerarse de linaje real el resto de familiares de segundo y tercer grado. Probablemente, Jerameel deseaba hacer valer su ascendencia real distinguiendo sus bullas con el distintivo “hijo del rey”. El rey por antonomasia era el fundador de la dinastía: David, y autodenominarse “hijo del rey” sería equivalente a autodenominarse “de linaje real” o de “del linaje davídico”.

 

¿Algún otro Jerameel?

¿Y si la bulla no perteneció a ningún Jerameel bíblico?

Cierto que cabe esa posibilidad. Pero como hemos visto, en ningún caso pudo ser de algún descendiente directo de ningún rey judío. Y la datación, las muestras de haber soportado la intensidad de un incendio (probablemente el de Jerusalén) y el haberse localizado en el mismo lote de bullas en el que también estaba la de Baruc apuntan con bastante verosimilitud a que ciertamente el sello que estampó la bulla perteneció al Jerameel hijo de Amelec de Jeremías 36:26.

 

El informe de Nahman Avigad.

 

(El 11/05/2023 todos los enlaces incluidos en este post estaban activos)

 

Pincha aquí para ver el listado de otras bullas o sellos.

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

7.715.025 Páginas visitadas
2.031.416 Total visitas
≈609.424 Visitantes únicos

 

El 03/12/2022 biblicamente.org recibió notificación de calificación como “sitio web de alto impacto”:

Puede consultar los criterios de selección que utiliza Gitnux para realizar la calificación en el siguiente enlace:

Gitnux: Crieterios de selección.

 

Un versículo para hoy

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode