La Biblia desde el siglo XXI

La bulla de Gemarías

30.03.2023 00:00

Vuelvo a traeros otro "DNI" de un personaje bíblico de los últimos años del reino de Judá. Bueno, más bien la "fotocopia" de su DNI, ya que en este caso se trata de una "bulla" impresa con el sello de Gemarías, el hijo de Safán.

Para los que lean por primera vez en biblicamente.org les aclaro que lo más parecido a un DNI en aquellos tiempos eran los sellos personales. Con estos sellos se "rubricaban" "documentos" o se identificaban objetos de forma que no hubiese duda sobre la identidad del propietario. Y la forma de realizar esas "rúbricas" o identificaciones era grabando la imagen del sello en un soporte blando, como la arcillas que una vez seca conservaba la imagen impresa. A estas impresiones se les llaman “bullas”. De ahí la "licencia" que me he permitido al inicio, llamando "fotocopia" a la bulla de la que nos ocupamos hoy, la de Gemarías hijo de Safán.

 Gemarías en la Biblia

No aparecen muchos Gemarías en la Biblia: sólo dos. En Jeremías 29:3 se menciona a un tal Gemarías, hijo de Hilcías. Junto con Elasa, hijo de Safán, hizo de emisario de Jeremías cuando ambos fueron enviados por el rey Sedequías a la corte de Nabucodonosor en Babilonia (ver Jeremías 29:1-3) . Este no es el Gemarías que nos interesa hoy.

El Gemarías del que hoy tratamos era hijo de Safán igual que Elasa, y aparece en Jeremías 36 en relación a la lectura que hizo Baruc del mensaje que Jeremías le encomendó leer en la casa de Jehová. He aquí el pasaje:

Y aconteció en el año quinto de Joacim hijo de Josías, rey de Judá, en el mes noveno, que promulgaron ayuno en la presencia de Jehová a todo el pueblo de Jerusalén y a todo el pueblo que venía de las ciudades de Judá a Jerusalén. Y Baruc leyó en el libro las palabras de Jeremías en la casa de Jehová, en el aposento de Gemarías hijo de Safán escriba, en el atrio de arriba, a la entrada de la puerta nueva de la casa de Jehová, a oídos del pueblo.
     Y Micaías hijo de Gemarías, hijo de Safán, habiendo oído del libro todas las palabras de Jehová, descendió a la casa del rey, al aposento del secretario, y he aquí que todos los príncipes estaban allí sentados, esto es: Elisama secretario, Delaía hijo de Semaías, Elnatán hijo de Acbor, Gemarías hijo de Safán, Sedequías hijo de Ananías, y todos los príncipes.  Y les contó Micaías todas las palabras que había oído cuando Baruc leyó en el libro a oídos del pueblo.
     Entonces enviaron todos los príncipes a Jehudí hijo de Netanías, hijo de Selemías, hijo de Cusi, para que dijese a Baruc: Toma el rollo en el que leíste a oídos del pueblo, y ven. Y Baruc hijo de Nerías tomó el rollo en su mano y vino a ellos. Y le dijeron: Siéntate ahora, y léelo a nosotros. Y se lo leyó Baruc. Cuando oyeron todas aquellas palabras, cada uno se volvió espantado a su compañero, y dijeron a Baruc: Sin duda contaremos al rey todas estas palabras. Preguntaron luego a Baruc, diciendo: Cuéntanos ahora cómo escribiste de boca de Jeremías todas estas palabras. Y Baruc les dijo: Él me dictaba de su boca todas estas palabras, y yo escribía con tinta en el libro. Entonces dijeron los príncipes a Baruc: Ve y escóndete, tú y Jeremías, y nadie sepa dónde estáis.
     Y entraron a donde estaba el rey, al atrio, habiendo depositado el rollo en el aposento de Elisama secretario; y contaron a oídos del rey todas estas palabras. Y envió el rey a Jehudí a que tomase el rollo, el cual lo tomó del aposento de Elisama secretario, y leyó en él Jehudí a oídos del rey, y a oídos de todos los príncipes que junto al rey estaban. Y el rey estaba en la casa de invierno en el mes noveno, y había un brasero ardiendo delante de él. Cuando Jehudí había leído tres o cuatro planas, lo rasgó el rey con un cortaplumas de escriba, y lo echó en el fuego que había en el brasero, hasta que todo el rollo se consumió sobre el fuego que en el brasero había. Y no tuvieron temor ni rasgaron sus vestidos el rey y todos sus siervos que oyeron todas estas palabras. Y aunque Elnatán y Delaía y Gemarías rogaron al rey que no quemase aquel rollo, no los quiso oír”.
     (Jeremías 36:9-25)

Habréis observado que en el versículo 10 de Jeremías 36 aparece una mención indirecta a Gemarías para identificar la estancia en la que Baruc lee el mensaje: "Y Baruc leyó en el libro las palabras de Jeremías en la casa de Jehová, en el aposento de Gemarías hijo de Safán". Pero, aunque la lectura se hizo en el aposento de Gemarías, el mismo Gemarías no estaba presente. Era su hijo Micaías el que sí oyó la lectura, tras la cual fue a informar a su padre Gemarías y al resto de principales del reino que estaban reunidos en la secretaría del reino: "Y Micaías hijo de Gemarías, hijo de Safán, habiendo oído del libro todas las palabras de Jehová, descendió a la casa del rey, al aposento del secretario, y he aquí que todos los príncipes estaban allí sentados, esto es: Elisama secretario, Delaía hijo de Semaías, Elnatán hijo de Acbor, Gemarías hijo de Safán, Sedequías hijo de Ananías, y todos los príncipes. Y les contó Micaías todas las palabras que había oído cuando Baruc leyó en el libro a oídos del pueblo". (Jeremías 36:11-13).

La última mención que hace Jeremías a Gemarías es a propósito del ruego que hizo junto con Elnatán y Delaía para que el rey Joacim no quemase el rollo con el escrito de Jeremías, ruego que no fue atendido: "Y aunque Elnatán y Delaía y Gemarías rogaron al rey que no quemase aquel rollo, no los quiso oír". (Jeremías 36:25).

 

El testimonio arqueológico sobre Gemarías

Fue gracias al difunto arqueólogo Yigal Shiloh que contamos con este testimonio arqueológico (Chrome te puede traducir la página). Excavando en la ciudad de David en los inicios de los años ochenta del pasado siglo, y entre otras 51 bullas, encontró una con el texto "Gemarías hijo de Safán”.

Las bullas aparecieron entre los restos de la destrucción de Jerusalén a manos de Nabucodonosor II en el año 587 antes de Cristo.  Esto es coherente con la fecha de actividad del Gemarías que estamos considerando, pues los acontecimientos relatados en Jeremías 36 sucedieron pocos años antes de la destrucción de Jerusalén. Concretamente 17 años antes, pues Jeremías 36:9 coloca los acontecimientos "...en el año quinto de Joacim hijo de Josías, rey de Judá, en el mes noveno…". Y dado que Joacim comenzó su reinado en el 608 antes de Cristo, el año de dichos acontecimientos fue el 603 antes de Cristo, con un año de diferencia dependiendo del mes concreto en el que se hubiese coronado a Joacim. Este detalle ubica la bulla encontrada en las fechas en las que vivió el Gemarías bíblico.

Así, pues, considerando:

  1. Que la bulla apareció en Jerusalén, donde el Gemarías que consideramos ejercía como escriba.
  2. Que la bulla se encontró entre restos de la destrucción de Jerusalén que él bien pudo contemplar.
  3. Y que la inscripción en la bulla señala inequívocamente a “Gemarías hijo de Safán” ...

... está claro que esta bulla también supone una confirmación más de la historicidad de la Biblia.

 

Gemarías en el diccionario bíblico de biblia.work

Imagen de la bulla  de Gemarías growingchristians.org:

(El 26/03/2023 todos los enlaces incluidos en este post estaban activos).

 

Pincha aquí para ver el listado de otras bullas o sellos.

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

8.103.212 Páginas visitadas
2.205.965 Total visitas
≈661.789 Visitantes únicos

 

El 03/12/2022 biblicamente.org recibió notificación de calificación como “sitio web de alto impacto”:

Puede consultar los criterios de selección que utiliza Gitnux para realizar la calificación en el siguiente enlace:

Gitnux: Crieterios de selección.

 

Un versículo para hoy

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode