La Biblia desde el siglo XXI

La bulla de Seraías

13.02.2023 00:00

En el anterior post sobre el colaborador de Jeremías, Baruc, mencionamos de pasada a su hermano Seraías. Dado su alto cargo en la corte real de Sedequías, no es de extrañar que tras su muerte quedasen vestigios de su persona, como así se confirmó con una bulla impresa con su sello personal.

 

Seraías en la Biblia

En la Biblia se mencionan varios Seraías:

  • EL Seraías escribano en la corte del rey David (2 Samuel 8:17).
  • El Seraías sacerdote en tiempos del rey Sedequías (2 Reyes 25:18)
  • El Seraías hijo de Tanhumet (Jeremías 40:8)
  • El Seraías hijo de Cenaz y padre de Joab (1 Crónicas 4:13, 14).
  • El Seraías padre de Josibías y abuelo de Jehú (1 Crónicas 4:35)
  • El Seraías padre de Josibías e hijo de Asiel (1 Crónicas 4:35).
  • EL Seraías sacerdote que regresó del exilio con Zorobabel (Nehemías 12:1,12)
  • El Seraías ancestro del escriba Esdras (Esdras 7:1).
  •  El Seraías hijo de Hilcías y sacerdote del templo (Nehemías 11:11).
  • El Seraías hijo de Azriel y oficial del rey Joacim que fue enviado para prender a Baruc, el escribano de Jeremías (Jeremías 36:26)
  • El Seraías hijo de Nerías y hermano de Baruc, del cual nos ocupamos hoy:

 

En el post anterior, a propósito de su hermano Baruc, ambos hijos de Nerías, ya comentamos que era de familia muy ilustre y entendido en la lengua nacional, según menciona Josefo (Antigüedades de los judíos, Libro X, Cap. IX. apartado 1º). El que eran hermanos está claro porque en aquellos tiempos, que no se usaban apellidos, la forma de distinguir personas con el mismo nombre era añadir el parentesco, siendo lo más habitual el referirse al padre, aunque es lógico que si algún otro familiar contaba con más “renombre” social, éste fuese la referencia, y no el padre, como por ejemplo en 2 Samuel 23:24. En el caso de Baruc y Nerías, podemos comprobar su relación comparando los versículos donde se menciona a Baruc, hijo de Nerías (Jer_32:12, Jer_32:16, Jer_36:4 Jer_36:8 Jer_36:14   Jer_36:32 Jer_43:3 Jer_43:6 Jer_45:1) con   Jeremías 51:59, donde se menciona a Seraías, también hijo de Nerías.

La referencia de Josefo a que era “muy entendido en la lengua nacional” probablemente esté detrás de que Jeremías escogiese tanto a Baruc como a Seraías como secretarios y portavoces suyos. La labor de Baruc en ese sentido ya la vimos en el anterior post. Y que también Seraías sirvió a Jeremías está claro en Jeremías 51:59-64.-

Palabra que envió el profeta Jeremías a Seraías hijo de Nerías, hijo de Maasías, cuando iba con Sedequías rey de Judá a Babilonia, en el cuarto año de su reinado. Y era Seraías el principal camarero.
     Escribió, pues, Jeremías en un libro todo el mal que había de venir sobre Babilonia, todas las palabras que están escritas contra Babilonia.
     Y dijo Jeremías a Seraías: Cuando llegues a Babilonia, y veas y leas todas estas cosas, dirás: Oh Jehová, tú has dicho contra este lugar que lo habías de destruir, hasta no quedar en él morador, ni hombre ni animal, sino que para siempre ha de ser asolado.
     Y cuando acabes de leer este libro, le atarás una piedra, y lo echarás en medio del Eufrates, y dirás: Así se hundirá Babilonia, y no se levantará del mal que yo traigo sobre ella; y serán rendidos.
Hasta aquí son las palabras de Jeremías
”. 

 

Es preciso recordar que por aquél entonces pocos dominaban la escritura y lectura. Sólo los escribas, que también solían pertenecer a la clase sacerdotal, tenían dominio en este “arte”.  Y me temo que, como también suele suceder hoy días, aunque dominasen la escritura, pues era la actividad principal, no todos dominarían la lectura. No me refiero a la lectura para entender lo escrito, sino a la lectura declamativa, la que se hace en voz alta para que otros la escuchen, la atiendan con interés, y la comprendan cabalmente. Es de suponer que Seraías, al igual que su hermano, dominaban la lectura en público: además del comentario de Josefo que he mencionado más arriba, el hecho de que Jeremías los escogiese para leer en público sus textos es indicativo de la “profesionalidad” de estos hermanos en el “arte declamativo”.

La segunda referencia que da la Biblia sobre Seraías es su estatus social. Ocupaba un alto cargo en la corte del rey Sedequías, pues fue enviado como responsable principal del viaje a Babilonia, probablemente para apaciguar a Nabucodonosor por los devaneos de Sedequías con los egipcios. No hay que olvidar que esta encomienda la hizo Sedequías en el cuarto año de su reinado (Ver Jeremías 51:59), y que ya en ese año comenzaron los devaneos de Sedequías con los Egipcios en la idea de liberarse de la opresión de Nabucodonosor (Contrástese Ezequiel 17:15, con Jeremías 28:1-4, donde se observa que en ese año cuarto ya está en marcha la “propaganda” del falso profeta Hananías en el sentido de que se acerca el final de la dominación babilónica).

Según el comentario de Roberto Jamieson, A. R. Fausset,David Brown, y aludiendo a Calvino, el viaje de Seraías probablemente no hay que interpretarlo como acompañando físicamente al rey, sino que fue “de parte de Sedequías”, en el sentido de representación del rey ante Nabucodonosor. ´

También importa señalar que la traducción de mi versión favorita de la Biblia (Reina Valera 1960) no es la más afortunada, pues su traducción del oficio de Seraías (“el principal camarero”) da idea de sirviente en la corte, aunque en alto cargo. Pero sus funciones eran más importantes, pues el ir a Babilonia (fuese como acompañante, o como emisario) implica responsabilidades mayores que las de organizar el servicio. Otras versiones dan traducciones más acordes con el contexto del viaje, y traducen: “Seraías dirigía la marcha” (Reina-Valera 1995), o “Seraías era el jefe de este viaje” (Nueva Versión Internacional [NVI]).

Así, pues, está claro que aún no siendo un personaje de “primer nivel” en la escala social de Judá, sí era importante y sus actividades implicaban altas y frecuentes relaciones sociales, lo cual le hacía imprescindible utilizar un sello personal para avalar sus compromisos y señalar sus propiedades.

Y a esto vamos, con el vestigio arqueológico de su persona:

 

EL testimonio arqueológico de Seraías

En este caso, no fue la arqueología oficial la que descubrió su sello, sino que los expoliadores y contrabandistas de restos arqueológicos estuvieron implicados, ya que se conoció el sello de Seraías en una colección privada:

Según leo en israelemcasa.com, este sello tiene una característica que lo diferencia de los de su época. Lo habitual en estos sellos era incluir el nombre del propietario seguido de la mención “hijo de”, antes añadir el nombre del padre. Pero en este caso se omitió la mención “hijo de”, quedando sólo el nombre de Seraías y a continuación el de su padre Nerías como término diferenciador de los otros Seraías, que muchos abundaban por aquella época. Esta forma de identificar al propietario del sello se asemeja a la actual identificación mediante nombre y apellido, pero no era lo habitual en aquellos tiempos.

Así, pues, en el sello se lee: “Perteneciente a Seraías, Nerías”, pero debe entenderse “Perteneciente a Seraías, [hijo de] Nerías”.

El que no fuese divulgada su existencia tras hallazgo original en algún yacimiento arqueológico oficial pone en cuestión su autenticidad.

Pero yo me he inclinado a darlo por auténtico tras meditar en las siguientes consideraciones:

El cargo de Seraías en la corte de Sedequías implicaba el uso de sello personal.

Aún siendo un personaje de alto rango, ni su estatus ni su persona trascendieron lo suficiente como para que hoy día sea muy conocido. Y para alguien poco conocido hoy día no creo que valga mucho la pena esforzarse en falsificar y negociar la venta de una impresión de su sello. Mucho más rentable hubiese sido para el falsificador dedicar sus esfuerzos a algún otro antiguo personaje más conocido en nuestras fechas.

La particularidad antes comentada (la ausencia del término “hijo de”) aporta un alto grado de credibilidad en su autenticidad. Pues, ¿qué falsificador se inclinaría por realizar un sello que rompe con lo que habitualmente se encuentra en los yacimientos arqueológicos? Muy difícil lo tendría para colocarlo en el mercado.

Se supone que un coleccionista de antigüedades es lo suficientemente avispado para evitar que le engañen.

Existen medios para datar piezas cerámicas. Y seguramente la impresión de sello encontrada lo fue sobre cerámica, en alguna bulla. No he encontrado detalles en internet, pero si hubo dudas sobre la autenticidad, bien pudo datarse en su día, si es que no se hizo.

Así, pues, me inclino claramente por considerar esta huella como auténtica, con lo que la sumo a la gran cantidad de pequeños objetos que confirman la historicidad de la Biblia.

 

(El 11/02/2023 todos los enlaces incluidos en este post estaban activos).

 

Pincha aquí para ver el listado de otras bullas o sellos.

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

7.965.012 Páginas visitadas
2.150.152 Total visitas
≈645.045 Visitantes únicos

 

El 03/12/2022 biblicamente.org recibió notificación de calificación como “sitio web de alto impacto”:

Puede consultar los criterios de selección que utiliza Gitnux para realizar la calificación en el siguiente enlace:

Gitnux: Crieterios de selección.

 

Un versículo para hoy

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode