La Biblia desde el siglo XXI

El Balaam bíblico también en inscripciones sobre yeso.

16.09.2022 00:00

Hasta 1967 sólo se sabía de Balaam por el relato bíblico en Números capítulos del 22 al 24; aunque también es referido en Deuteronomio, Josué, Nehemías, Miqueas, Judas y Apocalipsis. Por la Biblia se sabía de su existencia y su fama como profeta, no sólo entre los israelitas, sino también entre sus enemigos, puesto que el rey moabita, Balac, le insistió y ofreció riquezas repetidamente para que maldijese a los israelitas.

Pero a partir de 1967 también tenemos la confirmación arqueológica de su existencia y de sus especiales dotes gracias a las inscripciones sobre yeso encontradas en el sitio arqueológico de Deir Alla, en el valle del Jordán.

Balaam en la Biblia.

La historia de Balaam es un poco siniestra, pues a pesar de los intentos del rey Balac de comprar sus servicios para que maldijese al pueblo israelita, lo cierto es que hasta en tres ocasiones lo que Balac oyó de boca de Balaam fueron bendiciones para con Israel. Pero algo más hubo de protagonizar Balaam, puesto que a pesar de bendecir a Israel en contra de la voluntad de Balac, fueron los mismos israelitas los que le dieron muerte a espada (Números 31:8.- “Mataron también, entre los muertos de ellos, a los reyes de Madián, Evi, Requem, Zur, Hur y Reba, cinco reyes de Madián; también a Balaam hijo de Beor mataron a espada”.). De ese “algo más” poco más sabemos que lo que cuenta Moisés en Números 31:14-16 (“Y se enojó Moisés contra los capitanes del ejército, contra los jefes de millares y de centenas que volvían de la guerra, y les dijo Moisés: ¿Por qué habéis dejado con vida a todas las mujeres? He aquí, por consejo de Balaam ellas fueron causa de que los hijos de Israel prevaricasen contra Jehová en lo tocante a Baal-peor, por lo que hubo mortandad en la congregación de Jehová”).

Evidentemente, no sabemos cuántos personajes de aquel tiempo se llamaban Balaam, pero afortunadamente en los textos bíblicos se especifica con claridad de qué Balaam se trataba: “Balaam hijo de Beor”. Es como llamarle por el nombre y el apellido. Casi como identificarle con un número de DNI. Esto nos permite identificarle como la misma persona mencionada en los textos bíblicos, pues lo podemos leer con ese “nombre y apellido” en Números 22:5; 24:3,15; 31:8; Deuteronomio 23:4; Josué 13:22; 24:9; Miqueas 6:5; 2ª de Pedro 2:15. Y según veremos más adelante, también nos permite identificarle como la misma persona que se menciona en las inscripciones sobre yeso encontradas en el sitio arqueológico de Deir Alla.

 

Balaam en el yeso

Fue el profesor Henk J. Franken (universidad de Leiden) con su equipo el que encontró 119 trozos de yeso con inscripciones cuando trabajaban entre los restos de Tel Deir Alla en 1967. Lo encontrado no estaba en su ubicación original, sino revuelto entre escombros, por lo que fue preciso un minucioso trabajo para localizar, acoplar y ensamblar las piezas.


(De Wikipedia)

El texto del conjunto ensamblado no fue fácil de descifrar. Mediante fotos por infrarrojos se pudo hacer una restauración previa del texto en un laboratorio de Amsterdan especializado, entre otras cosas, en el análisis de objetos de arte. Luego fue el Instituto Arqueológico Palestino de Rijksuniversiteit, ubicado en Leiden, el que se ocupó de la traducción. No pudo traducirse completamente todo el contenido, pero los resultados de los trabajos están expuestos en el museo arqueológico de Amman (Jordania).

La analítica paleográfica del texto concluyó que se trata de un escrito en arameo antiguo propio de un escriba profesional. Se cree que el original pudo ser más antiguo que la copia encontrada por el profesor Henk J. Franken. Quizás unos 100 o 200 años.

Interesa señalar que el texto fue escrito con tinta negra, salvo los títulos y las frases importantes. Y en tinta roja puede leerse: “Inscripción de Balaam el hijo de Beor, el hombre que es adivino de los dioses”.

Entiendo que no es casualidad que llamen al personaje igual que en la Biblia: “Balaam el hijo de Beor”. Y tampoco que le identifiquen como “adivino de los dioses”. iVamos, que, si en aquel entonces ya se hubieses inventado los DNI’s, seguramente lo hubiesen incluido entre paréntesis!

Este último apelativo (“adivino de los dioses”) confirma claramente lo relatado en Números, capítulos 22 a 24. Porque está claro que la inscripción no la hicieron israelitas (Ellos no le llamarían “adivino de los dioses”. En todo caso hubiesen escrito “profeta de Dios” o “adivino de Dios”). El texto tuvo que ser escrito por alguno de los pueblos cercanos a Israel. Probablemente de los mismos moabitas, cuyo rey Balac intentó convencer a Balaam para que maldijera a los israelitas. Está claro por esas intenciones y por su expresión en Números 22:6 (“… yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito”) que los moabitas atribuían a Balaam capacidades especiales, propias de adivino, profeta o taumaturgo.

 

Pero hay más...

Según los expertos, la distribución de los escombros encontrados indicaría destrozos provocados por algún terremoto, lo cual coincidiría con el terremoto del año 750 antes de Cristo mencionado por el profeta en Amos 1:1 (“Las palabras de Amós, que fue uno de los pastores de Tecoa, que profetizó acerca de Israel en días de Uzías rey de Judá y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel, dos años antes del terremoto”) y también en Zacarías 14:5 (“Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos”).

Así pues, una confirmación más, y por doble vía, de la historicidad de la Biblia.

 

Con Chrome puedes traducir la información de lib.cet.ac.il (Enlazado el 15/09/2022).

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

7.715.025 Páginas visitadas
2.031.416 Total visitas
≈609.424 Visitantes únicos

 

El 03/12/2022 biblicamente.org recibió notificación de calificación como “sitio web de alto impacto”:

Puede consultar los criterios de selección que utiliza Gitnux para realizar la calificación en el siguiente enlace:

Gitnux: Crieterios de selección.

 

Un versículo para hoy

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode